Buscar en la web

inmaterial taramundi

canela

Detalle de Navegador

Curación tradicional de las enfermedades del cerdo

Comienzos del siglo XX

 
 
 
 
Informe sobre los Oscos - ©J. A. Fernández Lamuño
 
   
De un viejo cuaderno que trata de la selección, cuidados y aprovechamiento del cerdo, manuscrito en Taramundi durante los primeros años del siglo XX, extraemos algunas anotaciones sobre consejos y cuidados tradicionales recopilados por su autor.

- Para defender al animal del mal de ojo ("malollo"), el albeite (curandero de animales) recitaba el siguiente ensalmo con un sombrero en la mano:

"Cristo te dio (sombrero en la cabeza)
Cristo te formó (sobre los hombros)
Cristo te desolle (sobre los cadrís)
Si algún malollo te aolló (se pasa por debajo de la barriga y se vuelve a principiar hasta 3 veces y 3 días, que son 9 veces)
Se afuma con laurel bendito y con incienso"


- Cuando el cerdo se destinaba al consumo humano, había que caparlo. Se capaban los machos cuando eran pequeños y las hembras antes de que anduviesen en celo por primera vez, o después de criar, en el caso de que se engordasen para carne, además, el cerdo sin capar tiene un sabor poco agradable. Sobre esta práctica de cirugía aparecen curiosas anotaciones:

"Si por pequeños se capan, que deba ser la capía estando de leche y en menguante. Se les echa aceite, untando bien el órgano y especialmente la herida, y después ceniza viva piñerada. La ceniza es muy buena para que no se arañe, y también petróleo. El aceite quita los dolores, suaviza y cura; además, el petróleo después es curatible de heridas. Si a pesar de esto se inflaman, se les echa manteca fresca y petróleo; y si aún no disminuye la hinchazón, se busca un limaco y con él se frota la parte inflamada, pues el limaco es muy bueno para desinflamar las capías e hinchazones de cerdos, carneros, etc.

No deben salir al frío. El petróleo no es bueno porque hincha. Manteca fresca con aceite, derretida, se unta con una pluma y los polvos de ceniza viva y piñerada, por arriba. Que el cerdo no coma crudo. Mejor que el petróleo es el agua ferricada, que limpia. Que no salgan al calor si la capía es en verano, al menguante.

Si por efecto de castración se le inflamase al cerdo la membrana de los testículos, se cuecen malvas con unto y aceite y una vez cocidos se frota la parte inflamada con ello mismo para que madure y eche el pus o materias y se forma una puchada se le atan allí las malvas echándoles más aceite para el efecto de ablandar y madurar.

Si solo fuera arañadura de la herida, se lava con aguardiente y jabón y agua fresca, no con petróleo porque irrita, y aceite y alcanfor cuando es solo herida irritada, mas cuando ya se inflamó debe aplicarse el resolutivo de las malvas, unto y aceite hasta que madure todo el tiempo necesario. Ceniza y si se inflamó untar con un limaco.

Nota.- Para curar toda clase de heridas no hay mejor que espíritu de vino y si el aguardiente es bueno procede que llevó espíritu de vino. Tanto vale para nosotros como para animales
."
 
 
Ganado de cerda - ©Canela Producións
 

- Los cerdos se guardaban en una cuadra específica (a corte dos cochos) y a finales del otoño, se dejaban libres en los soutos (bosques de castaños) para que culminasen la última fase de engorde, antes de sacrificarlos, con las castañas que quedaban. También, a veces, andaban sueltos por el pueblo. Debido a ello, solían tener enfermedades, algunas de las que se describen a continuación con los consejos correspondientes para su curación:

"El cerdo contrae varias enfermedades por malos alimentos o por falta de limpieza, tales son: fiebre, papera o muermo, lepra, esquinencia, ictericia, sarampión, letargo, diarrea, cólicos o torazones, hematurria y rabia, úlceras en las orejas, carbuncho, tumores en las quijadas, sarna, piojos y asquerosidad de la piel, etc.

Diarrea en verano. Se cura amasando barro y echándoselo todo amasado con agua sobre el lomo para templarle y se le da a comer grano torrado o trigo y además que beba agua fría además de tenerle en un paraje frio y que respire aire libre; y asímismo que beba agua de la fuente fría. También son buenas papas de arroz. Asimismo es bueno lavarlos con agua de jabón y vinagre para sacarles el calor.

Enfermedad de fiebre o calor porque no come en el verano o invierno. Primero mirarles la boca por si tienen algo, el grano negro o el pelo etc. y después sangrarlos por debajo de la cola en el punto donde les late la sangre frotándoles antes con un palo o con ortigas y si no bastase para sangrar se frota con [un] manojo de paja por el lomo y las costillas de delante hacia atrás. Debe sangrar más de un cuallo, pues siendo poca la sangre extraída les irrita más aun y no es bueno.

La sangría siempre al principio y a tiempo, puesto que después que pasaron cinco días no cura con la sangría en este periodo. Así pues, al conocerse que no come y a todo mas tardar a los dos días se debe sangrar y si no sangrase se le busca el pulso por la cola después de frotarle con ortigas hacia atrás y unto para quitar la cargación de delante.

Si no se frota con ortigas y unto viejo pisados, se frotará con petróleo y después a las 12 ó 16 horas se hace una untura de las especies siguientes: 1º hojas de artemisa, 2º meruja, 3º hojas de pesegueiro, 4º nelda que la hay en el puerto de Loureiro, todo lo cual se pisa con unto viejo, lo más viejo, y manteca fresca o nata, y bien revuelto todo se frota por el lomo y la barriga desde el cuello para atrás, pues chupa el calor y a fin de llamar la sangre para atrás. Dándole caldo de pote y dieta por algunos días, sin tomar berzas ni otras legumbres crudas después de sangrarle.

Enfermedad del grao.
Se conoce en la [zona de la] boca que está a la parte de afuera de las muelas y es un tetillo que tienen; y enferman cuando se pone negro por la punta; y se le corta con unas tijeras puesto boca arriba y metiéndole en la boca un palo, cicatrizándole después de sacarle fuera aquella mala sangre y dañada en lo que se debe tener cuidado de sacársela afuera, con fermiento, sal y ajo pisados en un almirez. En este día que no coma mucho, sino darle agua y harina, y sangrarle bien por la cola. El grao además de cortarlo con las tijeras y después echarle fermiento, sal, ajo y aún vinagre, si no curase con este remedio se cura también con entrecasca de fresno cocida que es contraveneno y para que purgue un purgante.

Purga. Para que se corrompa: grasa de tocino derretida si estuviese indigesto.
Mucho cuidado con las indigestiones y fregarlos con untura.
Además se echa en una media libra de arroz cocido una poca de triaca, no mucha porque es venenosa. Abre las ganas de comer y purga a la vez.

Cerdo que no anda del cuerpo. 1º Se trae para la pocilga o duerna el excremento de otro cerdo que se halle en el camino y al verlo andará también del cuerpo.
Si estos medios no fuesen eficaces, se cuecen malvas echándoles un poco de aceite para que se corrompa y purgue; después se debe mojar con las malvas durante veinticuatro horas en cuyo lapso de tiempo no debe comer sino poco y en todo caso agua de malvas con salvado.

También si anda duro se le dará un purgante con sal de higuera en el agua y harina, asimismo en verano y en invierno algo mas sal para que se corrompa pero mejor es en verano darles cerezas, legumbres y hasta pies de maíz si los comen voluntariamente.

Pelo. El pelo se examina por afuera del pescuezo o cuello y son unas cerdas que forman un nervio y pasan adentro quitándoles de comer. Está pues debajo del pescuezo y se le conoce además en que no hace mas que revolver la comida entre las muelas, lo cual es fácil de observar. Se les quita el pelo agujereando hasta extraerlo. Si por esta operación se inflama, pues siempre que se corta el grao se debe sangrar bien por la cola a fin de que llame la sangre para atrás. Se frota además por detrás con ortigas y si hiciese mucho calor se amasa barro y se le echa, lavándolo antes con agua de jabón y vinagre para que refresque.

Garrotillo o papera consiste en estar hinchado del cuello y se cura con ortigas machos o hembras, frotando al cerdo de patas arriba desde el cuello hasta los pies remojadas con algo de vinagre para quitarle el calor.
Si esta hinchazón fuese a la cabeza y humores se hierva con la raíz propia para ello.

Tos del cerdo. Si tiene tos procedente de frío, se le hace un caldo de unto para que lo coma, se le dará zumo de cilidonia en la comida y se le tendrá buena cama con mucha paja. El caldo de unto viejo que olfatee y no darle agua fría por algún tiempo sino tibia y harina. Vinagre en un poco de caldo, y sino orinas mezcladas con caldo son buenas para quitar la tos.

Golpe o herida. Si llevó un golpe o le pisó un buey mazándole sin romper el hueso, se cura lavándole con petróleo examinando a la vez la parte mazada y después con vinagre hasta que indique la parte dolorida y si hubiese hinchazón se le aplican malvas, malvabisco y manteca fresca, que valen para madurar también. Como calmantes de dolores cataplasmas de cicuta y beleño, apio en fricción. Como resolutivos el yodo y mercurio astringentes la retama, llantén, vinagre y ortigas."
 
 
Ganado de cerda - ©Canela Producións

   
- Más adelante aclara:

"Nota. Nada de petróleo a los cerdos, ni de alcanfor. El cerdo la parálisis que tiene es la enfermedad que vulgarmente se conoce con el nombre de "el morto" que consiste en en el calor que tiene en el interior de los papullos de las uñas y por el agua y calor le duele y no toca mas que con la extremidad de las uñas y no se conoce hasta mucho tiempo que va arando por dentro y hace agujero o mina para caer después la callosidad de los uñancos; es enfermedad larga y se les aplica vinagre solo frotando desde la planta del pie a la rodilla al contrapeso fuertemente para que calezca y después alrededor de la rodilla se echa con un trapo el vinagre para que corra para la planta del pié.

Si no hubiese buen vinagre se frota con aguardiente buena de caña, pero nada de petróleo ni de alcanfor según Javier pero si vale según el del Teijo Francisco López.

Nota. Es muy bueno el aguarrás y frotar bien cada dia 3 veces estando en la cuadra todo el tiempo, a la mañana media y noche.
También vinagre de ruda, romeiro, zarza, una cucharada o dos de miel y un pedazo de unto viejo, cocido todo ello en un puchero y de vinagre por lo menos un cuartillo o cuartillo y medio, después de bien cocido y templado como la leche de vaca y desde la mano se frota la pierna con las mismas hierbas, repartirá la cantidad arreglada según se dijo para 3 veces siendo para una persona y se abriga bien. Esto es para quitar el dolor de huesos y nervios. Y siendo para un animal las veces o demás pero no puede desabrigarse ni salir fuera en las 24 horas.
Esta es una gran medicina para quitar el dolor de huesos, siendo personas 3 frotaciones y 3 días a la noche y siendo animales precisan 6 ó 8 veces.
El aguarrás solo, y se frota con un trapo de sayal es buena.
El vinagre anda con el petróleo pero después del cocimiento dicho basta el aguarrás y esto solo ha de bastar.

Hematuria, o sea, cerdos que se ponen locos con la sangre en la cabeza y enferman.
1º Se frotan bien con ortigas desde los pies, de delante para atrás y por el lomo.
2º Se les da una fuerte sangría por la cola hasta que chorree bien la sangre y también por las orejas para que descargue la sangre de la cabeza.
3º A las 12 horas se frota con una untura compuesta de las especies siguientes: 1º Hojas de artemisa, 2º miruja, 3º hojas de pesegueiro, 4º nelda, 5º unto viejo y 6º manteca fresca. Todo bien revuelto y pisado se frota por el lomo y la barriga desde el cuello hacia atrás. También llevará artemisa y no se le dará de comer hasta que tenga apetito. Caldo, manzanas maduras o si no estuviesen bien sazonadas cocidas éstas, lo que pueda tomar y cuando lo quiera sin apurar, puesto que esos animales no se pueden cebar y por lo mismo se les ofrece por si no les gusta una cosa otra.

Úcera. Cuando están negros se lavan con agua cocida en hojas de saúco y se frotan bien con las hojas y el agua hasta que queden limpios.
También es buena nata y sal y sarrio para quitarles el color y lavarlos máxime cuando vienen de la miseria y sobre todo úcera


Cerdos que enloquecen y andan alrededor y se ignora la causa. Se clava en la duerna de comer una herradura de una mula o de un asno encontrada en el camino, pues dicen que es eficaz remedio.
Sangría antes de la canícula para preservativo de enfermedades

Esto se dará siempre a los cerdos a últimos del menguante de luna de Junio que termina en Julio por la gota, y que sea fuerte por la mañana no dándoles en las 24 horas siguientes más que agua de salvado o harina. No se les darán berzas.

Sangría cuando se ceban y no comen. 1º Se les examina la boca y si tienen el grao o alguna mancha negra se les corta y sangra echándola fuera la dañada cicatrizando la herida con abundancia de ajo y fermiento, y después se sangrará bien por la cola para que no llame el calor a la cabeza.

En la ceba, como patatas y harina es alimento fuerte y no purga, se les echarán algunos nabos y sal y aceite o cosas purgantes alguna vez, porque el sal en la ceba come la grasa y no es bueno sino para que purguen.

Nota.- En la ceba si no comen, 1º Examinar la boca por si tienen el grao o el pelo.

En 1904 al cerdo grande se le miró y no tenía pelo ni grao, pero si una manchita negra en el carrillo que dijo el Veterinario Calvín que era en el sitio del grao pero Javier decía que era una indigestión y lo mejor que procedía [era] frotarle y fregarle con ortigas crudas y picantes para que llamase para atrás el calor y no sangrarle en la ceba porque después no comen nunca bien o para [de] engordar, porque en la ceba se le retira la sangre a las arcas y en caso de que no haya otro remedio que sangrarles, en este caso poco por la cola y en la boca lo indispensable para sacarle el grao.

También siendo indigestión procedían una lavativa con agua de malvas y aceite por el trasero con una jeringa reservadamente. Esta agua lizquente o que no sea fría ni hirviendo, sacada después de haber cocido dichas malvas en ella.

Nota.- Como se sangró poco por la cola el cerdo y tenía en la boca la mancha que le quitaba de comer el cerdo volvió a comer otra vez dándole castañas para excitarle el apetito, centeno y pan cocido, y además agua con harina, alguna patata y nabizas o verdura de nabo cocida puesto que si no comen una cosa, lo que coman se les debe de dar.

Cerdo por el que pasó un carro sobre la mano izquierda y se la rompió en redondo. Se le cura con una bizna:

1º Un cuarterón de pez virgen
2º Dos o tres onzas de sebo
3º Cera pura
4º Algodón en rama para sumulir la herida
5º Astillas de cesta vieja y una cuerda o hilo para atar bien que no se suelte[n las] tablillas
6º Un trapo de estopa o de otra tela
7º Unos gramos de incienso
Pasados 8 días se lavará con agua fresca la parte afectada.
Nota: Hay que procurar que la ligadura no impida la circulación de la sangre, pués si se aprieta demás puede acarrear la gangrena.
Pasados algunos dias después de la cura, se empapa con tintura de arnica. La tintura de arnica es buena si el cerdo es pequeño porque siendo grande el cerdo es difícil que sane a causa del peso del animal.
También en la bizna es bueno el alquitrán 20 cl. de los Vijandes, Eduardo, y como se soltaron los mimbres o astillas se le echó junto al pellejo después, y si hubiese arnica también sería buena."



- Estos han sido algunos de los muchos datos que contiene el mencionado manuscrito sobre el cerdo, datos que formarán parte de un estudio sobre este animal que próximamente publicará Editorial Canela.

 

 

subir

 


Canela Producións       Canela Producións  |   Datos de contacto  |  Privacidad

UDEControl

Esta web cumple las reglas XHTML 1.0 Transitional del W3C Esta web cumple las reglas CSS2.0 del W3C